SIDA en el mundo

Si bien el VIH se encuentra en todas las partes del mundo, algunas áreas están más afectadas que otras, pues su desarrollo depende de muchos factores: situación económica, nivel de educación, religión, etc.

El porcentaje mundial de personas que viven con el VIH se ha estabilizado desde el año 2.000. Sin embargo, el número total de personas que viven con el VIH ha aumentado como consecuencia del  número continuado de nuevas infecciones contraídas cada año y los efectos beneficiosos de los tratamientos antirretrovirales y su mayor disponibilidad.

  Cálculo estimativo Rango
Personas que viven con VIH/SIDA en 2007 33,0 millones 30,3-36,1 millones
Adultos que viven con VIH/SIDA en 2007 30,8 millones 28,2-34,0 millones
Mujeres que viven con VIH/SIDA en 2007 15,5 millones 14,2-16,9 millones
Niños que viven con VIH/SIDA en 2007 2,0 millones 1,9-2,3 millones
Personas recientemente infectadas con VIH en 2007 2,7 millones 2,2-3,2 millones
Niños recientemente infectados con VIH en 2007 0,37 millones 0,33-0,41 millones
Muertes por SIDA en 2007 2,0 millones 1,8-2,3 millones
Muertes de niños por SIDA en 2007 0,27 millones 0,25-0,29 millones

 

África subsahariana sique siendo la región más afectada por el VIH, ya que le corresponden el 67% de las personas que viven con el virus y el 72% de los fallecimientos por sida producidos en 2.007 en todo el mundo.

La epidemia mundial se está estabilizando pero a un nivel inaceptablemente alto. Se estima que hay en el mundo unos 33 millones de personas afectadas. La tasa de nuevas infecciones ha disminuido en varios países, aunque a nivel mundial estas tendencias favorables quedan contrarrestadas por el incremento de las nuevas infecciones en otros países. Así, en el África subsahariana la mayoría de las epidemias nacionales se ha estabilizado o ha empezado a declinar, pero en otros países se ha dado un alza importante. Mientras en Mozambique o Etiopía el porcentaje ha disminuido, en Kenia, tras un descenso importante hasta el 2.006, en el año 2.007 ha sufrido un importante rebrote.

Región Adultos & niños
que viven con VIH/SIDA
Adultos & niños
recientemente infectados
Frecuencia en Adultos* Muertes de
adultos & niños
Africa subsahariana 22,0 millones 1,9 millones 5,0% 1,5 millones
Africa del Norte & Oriente Medio 380.000 40.000 0,3% 27.000
Asia 5 millones 380.000 0,3% 380.000
Oceanía 74.000 13.000 0,4% 1.000
América Latina 1,7 millones 140.000 0,5% 63.000
El Caribe 230.000 20.000 1,1% 14.000
Europa Oriental & Asia Central 1,5 millones 110.000 0,8% 58.000
América del Norte, Europa Occidental y Central 2,0 millones 81.000 0,4% 31.000
Total mundial 33,0 millones 2,7 millones 0,8% 2,0 millones

 

Veamos un poco la situación por regiones en el mundo.

ÁFRICA   SUBSAHARIANA

En 2.008 una cifra aproximada de 1,9 millones de habitantes del África subsahariana se infectaron por el VIH, lo que aumentó hasta 22,4 millones el número total de personas que viven con el VIH. La tasa de nuevas infecciones ha registrado un ligero descenso pero el número total de infectados se ha elevado, en parte por la aplicación de tratamientos antirretrovirales. La prevalencia del VIH en adultos ha descendido del 5,8% en 2.001 al 5,2% en 2.008. Se produjeron aproximadamente 1,4 millones de muertes relacionadas con el sida, lo que supone un descenso del 18% desde 2.004.

África subsahariana sigue siendo la región más afectada por el VIH. En 2.008 se produjeron aquí el 67% de las infecciones por VIH a nievel mundial, con el 91% de las nuevas infecciones en niños. También se produjeron el 72% de las muertes relacionadas con el sida en el mundo.

La epidemia continúa teniendo un enorme impacto en las economías nacionales de la región. Y también en los hogares, las comunidades, las empresas….. El sida ataca con más fuerza en las zonas donde la miseria es profunda y generalizada, donde no hay atención médica, donde demasiada gente vive presa del hambre y víctima de la desnutrición. Ataca también en zonas donde los hombres deben dejar sus casas en el campo y buscar trabajo en las ciudades, donde se ignora a las jóvenes y mujeres que tratan de negarse a tener relaciones sexuales sin protacción. Todas estas condiciones se dan en el África subsahariana. Y dentro de esta zona la más castigada es el África meridional.

 

Las relaciones heterosexuales son la principal vía de transmisión. La utilización del preservativo ha aumentado pero continúa siendo muy baja, no llega a 1 de cada 5 relaciones.

El VIH afecta de manera desproporcionada a mujeres y niñas, representando más del 60% de las infecciones. Esto es debido a las severas desventajas sociales y económicas que afrontan. La violencia sexual es determinate en la transmisión del VIH en esta zona. El riesgo de una mujer de contraer la infección es tres veces mayor que la de un hombre. Como consecuencia los niveles de transmisión maternoinfantil son  muy altos.

La rápida ampliación de la terapia antirretroviral está generando considerables beneficios pero solo alcanza a un 44% de las personas que la necesitan.

 ASIA

En 2.008, unos 4,7 millones de personas en Asia vivían con el VIH, incluidas las 350.000 que se infectaron ese mismo año. La epidemia en Asia alcanzó un punto máximo a mediados de los años 90, y posteriormente la incidencia anual ha descendido en más de la mitad. En la región la epidemia ha permanecido algo estable desde el año 2.000. En 2.008, se produjeron aproximadamente 330.000 defunciones relacionadas con el sida en Asia. En ese año, el número anual de defunciones relacionadas con el sida en Asia meridional y sudoriental fue aproximadamente un 12% menos que en 2.004; la tasa de Asia oriental, por el contrario, ha seguido aumentando siendo tres veces mayor que en 2.000.

Asia, que alberga el 60% de la población mundial, ocupa el segundo lugar después del África subsahariana, en cuanto al número de personas que viven con el VIH. India concentra casi la mitad de los casos de sida asiáticos, y aunque el porcentaje es inferior al 1% dada su gran población el número de casos es muy elevado. En nuchos países se aprecian mejoras sustanciales sobre todo en cuanto a la vigilancia, como por ejemplo en China. Desde hace tiempo la epidemia en Asia se ha concentrado en poblaciones específicas, en especial, usuarios de drogas inyectables, profesionales del sexo y sus clientes y hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. En muchas zonas se está observando un aumento por transmisión heterosexual. 

EUROPA  ORIENTAL  Y  ASIA  CENTRAL

Se consideran juntas debido a la proximidad física y a las características epidemiológicas en común.

Es una región en la que el VIH sigue en claro aumento. Una cifra estimada de 110.000 nuevos casos en 2.008 ha elevado el número de personas que viven con VIH a 1,5 millones, lo que supone un incremento del 66% desde 2.001. Ucrania, con una prevalencia del 1,6% tiene los niveles de infección más altos notificados en toda Europa.

El uso de drogas inyectables sigue siendo la vía principal de transmisión en la región.

CARIBE 

Si bien presenta una porción relativamente pequeña de la epidemia mundial, por su baja población, el Caribe ha resultado más afectado por el virus que cualquier región fuera del África subsahariana. En 2.004, las enfermedades relacionadas con el sida ocuparon el cuarto lugar en las causas de mortalidad entre las mujeres y el quinto entre los hombres del Caribe.

Pese a que, a principios de esta década se notificaron marcados descensos en la incidencia del VIH en algunos países caribeños, las pruebas más recientes sugieren que la tasa regional de nuevas infecciones se ha estabilizado. Cuba constituye una excepción, pues aunque la prevalencia del virus es baja parece estar en aumento.

La transmisión heterosexual, muchas veces vinculada al comercio sexual, es la fuente principal de transmisión de VIH, aunque está en aumento la transmisión homosexual entre hombres.

AMÉRICA   LATINA

El número de personas que viven con el VIH asciende a una cifra estimada de 2 millones. Los datos epidemiológicos más recientes indican que la epidemia se mantiene estable en América Latina, con una prevalencia regional del 0,6%. Esto quiere decir que se trata de una epidemia de bajo nivel y concentrada.

El número de hombres infectados por el VIH es considerablemente más elevado que el numero de mujeres, debido sobre todo a la importancia que tiene la transmisión sexual entre hombres.

AMÉRICA  DEL  NORTE  Y  EUROPA  OCCIDENTAL  Y  CENTRAL

En 2.008 se produjeron 75.000 nuevas infecciones en estas zonas, cifra que eleva a 2,3 millones el número total de personas que viven con el VIH en estas regiones.

El progreso realizado en la reducción del número de nuevas infecciones por el VIH se ha detenido en países con ingresos altos. Entre el año 2.000 y el 2.007 la tasa de nuevos infectados en Europa casi se duplicaron. En EE.UU. la incidencia anual del VIH ha permanecido bastante estable desde principios de los 90, aunque el número anual de nuevas infecciones en 2.006 fue casi un 40% mayor. En Canadá entre 2.002 y 2.005 también se ha dado un incremento.

Las epidemias nacionales se concentran en poblaciones clave que corren mayor riesgo, en especial los hombres que tienen relaciones con otros hombres, los usuarios de droga inyectables y los inmigrantes. Cabe destacar el aumento continuado de las infecciones entre homosexuales masculinos mientras ha descendido el contagio entre drogadictos. Las minorías raciales y étnicas son más castigadas por la epidemia. Los hombres superan a las mujeres en más de un 2:1.

Los datos epidemiológicos en países con ingresos altos continúan reflejando los extraordinarios beneficios de la terapia antirretroviral.

ORIENTE  MEDIO  Y  AFRICA  DEL  NORTE

En 2.008 se estimó que 35.000 nuevas infecciones y unas 20.000 defunciones se habían producido en esta zona por el VIH. Según estimaciones unas 310.000 personas vivían con el virus en esta zona a finales de 2.008.

En esta zona se carece de datos estadísticos fiables sobre el VIH. Pero de lo que se conoce se puede afirmar que no se encuentran padeciendo una epidemia fuera de control como en el África subsahariana. Los afectados se concentran entre usuarios de drogas inyectables, hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y profesionales del sexo y sus clientes.

OCEANÍA

En 2.008 se produjeron 3.900 nuevos casos de infecciones por VIH en la región de Oceanía, cifra que eleva a 59.000 el número total de infectados por el virus en esta zona.

Por lo general en Oceanía hay una prevalencia muy baja en comparación con otras regiones, con un 0,1% en las islas pequeñas y por debajo del 0,2% en Australia. La epidemia en Australia es considerablemente menor que la de cualquier otro país de ingresos altos. La transmisión sexual es la vía de contagio mayoritaria.

 Para una información completa y detallada, ver el siguiente archivo:

 http://data.unaids.org/pub/Report/2009/2009_epidemic_update_es.pdf

 

Las estrategias de los países para combatir el sida ha sido muy diferente porque partían de realidades sociales muy distintas.

En África podemos tomar dos países como referentes: Uganda y Senegal.

En Uganda la epidemia de sida ha sido realmente catastrófica hasta el punto de que se dice que se ha llevado a toda una generación dejando huérfanos a más de un millón de niños. Justamente esta pandemia comenzó a principios de la década de los 80 a orillas del Lago Victoria en el sur de Uganda. Pero desde 1.993 se ha conseguido que la tasa de nuevos contagios disminuya progresivamente. estos resultados positivos han sido fruto de un firme compromiso político, largos años de trabajo, una enorme campaña educativa y la ayuda masiva de organizaciones comunitarias en programas sanitarios.

En Senegal no se partía de la base de una epidemia masiva pero las estrategias utilizadas han sido parecidas. En Senegal se ha tratado de evitar que se iniciara la gran epidemia que asolaba los países fronterizos. Se han combinado elementos muy diversos porque Senegal era un mosaico de realidades muy distintas. Mientra que su capital Dakar es una ciudad moderna, el resto del país es terriblemente pobre y de religión musulmana.

La solución adoptada por Senegal ha sido la de involucrar a toda la sociedad en la campaña para no perder el control del sida. Ha ido desde emitir licencias para ejercer la prostitución y así controlarla y poder someter a las prostitutas a pruebas para la detección del VIH, hasta conseguir que los imanes o guías religiosos que predican la abstinencia y la fidelidad permitan también a los trabajadores de la salud que promuevan el uso de condones.

Con una tasa de contagio que aún está por debajo del 2%, Senegal es un ejemplo de cómo se puede mantener el sida bajo control. Pero hay quienes se preocupan de que el éxito que se ha tenido lleve a la gente a confiarse demasiado y a descuidarse. Ahora la principal dificultad que enfrenta es la de convencer a la gente de que aún se corre el riesgo de contagio.

 


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: